crear-estor

QUE DEBES SABER PARA CREAR TU PROPIO  ESTOR 

Los estores a medida no son sólo prácticos y modernos, sino que también permite crearlos en diversidad de materiales, desde fibras, telas encoladas, rígidas o con mucha caída. Y nos protege de la luz, los ruidos y corrientes de aire.

Antes de elegir el material, debes considerar el tamaño de la ventana a cubrir. Mide y toma nota del ancho y largo de la ventana; así como también la distancia desde el marco superior al techo y desde el inferior al piso.

Una vez esto, considera el tamaño que tendrá el estor. Puede tener el alto de la ventana, ideal para paredes y espacios pequeños;  o llegar desde el techo hasta el piso, si se trata de habitaciones muy grandes.

Puedes elegir el material que quieras. Si usas alguna orgánica y natural, cuida de que no se pierda la forma al cortarlos. Si las telas son muy livianas, tendrás que colocar un peso en el dobladillo (monedas, piedritas o una varilla de madera) para mantenerlo firme y que queden tensos; la tela tendrá caída y se verá prolijo.

Por el contrario, si la tela que vas a utilizar es de más grosor y más pesada, deberás colocar una cinta plástica en el dobladillo para asegurarte que no se pliegue.

En cuanto al sistema de cierre, puedes utilizar el que romana, que es el que se desliza hacia arriba formando tablones o el enrollable. Si usas el sistema enrollable, puedes darle un toque diferente utilizando dos telas diferentes, que combinen o contrasten, entonces al enrollarse se verá el contraste entre ambos.

También puedes ubicar dos estores, uno claro (dia) y otro opaco (noche) en el caso que no tengas persianas en la habitación.

Como ves, no son tan complicados de crear y si eres habilidosa, seguro te quedarán divinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *